El pasado mes de Noviembre tuve la ocasión  de ser entrevistada por la periodista Maria Kupers quien entre otros proyectos colabora con la revista “Especial Life”, distribuida entre la comunidad holandesa residente en la Costa del Sol. Hablamos de Arte.

Explorando el arte en Málaga

Málaga se ha convertido en los últimos años en un destino muy conocido para los amantes del arte y la cultura. El Ayuntamiento ha impulsado la creación de  varios museos donde se pueden disfrutar exposiciones de artistas de renombre. El Museo Picasso, el Museo Thyssen, el Centro Pompidou y el Centro de Arte Contemporáneo son algunos ejemplos de los lugares que están en la lista de visita obligada de muchos turistas. Incluso hubo un intento de de crear un barrio Soho. Pero los artistas no se dejan atar, van a su aire. El barrio de Lagunillas, cerca de la Plaza de la Merced, se convierte de manera natural en asentamiento de artistas locales ,  el autentico soho malagueño. Silvia Muñoz Rodriguez, dueña de la Galería-Taller El Retorno de Lilith, nos da una mirada detrás de escena.
Texto: Maria Kupers
Imagenes: Silvia Muñoz / Maria Kupers

Silvia nació y creció en el barrio de la Victoria, lindando con el de Lagunillas. En el pasado, dos grandes mercados en el centro de Málaga abastecían la ciudad, El  Mercado Central de Atarazanas y el Mercado de la Merced, el más cercano a Lagunillas. En sus calles había tiendas de todo tipo, siendo el principal foco de comercio de la zona. Mientras tanto, el actual centro de Málaga albergaba la residencia de la Burguesía Malagueña.

Cuando en los años 80 el uso de drogas se ponía de moda en toda Europa, el barrio de Lagunillas se transformó en una de las  zonas de recepción, venta y consumo de la provincia de Málaga. Esto provocó el deterioro y abandono del barrio por parte de sus habitantes y transeúntes. El barrio cayó en declive. A finales de la década de los 90 se puso fin al consumo de drogas a gran escala, pero el barrio siguió siendo un sitio poco deseable. Y como suele suceder, por una razón casi inexplicable, a menudo áreas de este tipo son las que eligen los artistas para instalarse.

“Empecé a pintar cuando tenía 12 años y fue como si mi alma comenzara a vibrar. Desde entonces, nunca he parado de experimentar  todo tipo de arte. Estudié  diseño gráfico en la Escuela de Arte de San Telmo, además de  fotografía y pintura. Todo lo que tiene que ver con artes plásticas es una forma de expresar una parte de mí. Paralelamente, trabajé durante varios años en las oficinas de marketing y ventas de la multinacional Larios. En un momento dado decidí lanzarme en busca de un lugar donde pudiera mostrar y vender mi propia obra, y también la de otros artistas. Además, en  El Retorno de Lilith se realizan diversas actividades artísticas entre las que se encuentran un curso anual de dibujo y pintura y el taller “Workshop Picasso” en el cual se da a conocer la vida y obra del artista  mientras pintan un cuadro cubista. Cuando comencé la búsqueda de un lugar para dar forma y asentar mi proyecto, me dirigí a la zona que prometía ser Soho, pero los precios de alquiler eran muy elevados y el ambiente que se respiraba no era el que iba buscando. El barrio de Lagunillas sí se ajustaba a mis inquietudes, así que volví al lugar de mi juventud “.

Colorido decaimiento
He de decir que, a primera vista, las calles de detrás del Mercado de la Merced no invitan precisamente a un paseo. El pavimento y la limpieza dejan que desear. Pero ves claramente que hay un ambiente un poco anarquista. Muchos de los residentes son artistas, y ellos en general son personas no conformistas. Dos solares vacios han sido transformados en plazas públicas, gracias a la gestión de los vecinos, donde se reúnen para charlar o desarrollar distintas actividades. Suele ocurrir que en los barrios donde se asientan primero los artistas, se convierten posteriormente en un sitio de moda, y entonces caro. Los vecinos quieren que su barrio siga siendo suyo, se pueden restaurar y  pintar fachadas, aumentar el servicio de limpieza, pero el encanto no debe perderse. Lo que temen especialmente es la especulación urbanística, se compran edificios enteros y lo transforman en apartamentos para turistas.

Las calles son un museo de Bellas Artes al aire libre. Innumerables grafitis decoran fachadas ,  las cajas de electricidad han sido transformadas en piezas artísticas y encuentras algo bello en el rincón donde menos te lo esperas . Especialmente por la noche se nota el ambiente artístico. Las diversas galerías están abiertas y en el centro de arte La Polivalente siempre hay gente disfrutando de un taller de yoga, pintura, fotografía, flamenco o literatura o simplemente tomando una copa. Lagunillas es un lugar de encuentro para artistas y amantes de cualquier tipo de arte.

El mundo se vería diferente si todos fuéramos artistas
En la galería de Silvia cada dos meses hay una nueva exposición. Elige sobre todo artistas de la provincia de Málaga. “Hay tantas personas que hacen cosas hermosas, creo que el mundo debería verlas. En los museos de Málaga se muestran las obras de artistas muy reconocidos internacionalmente, pero aquí tenemos mucho talento local.” Según Silvia, todos tenemos un lado artístico y el mundo sería mucho mejor si en las escuelas se prestaran más atención a la expresión de esos talentos. “Todos los niños dibujan e inventan sus propios juegos. Llega un momento en que la gente deja de jugar, para hacer cosas supuestamente serias. Los artistas, da igual en qué tipo de arte se hayan especializado, tienen una visión diferente de las cosas. Miramos lo que hay detrás, buscamos algo que nos impacta, que nos despierta una emoción. Y eso es lo que queremos transmitir, en el lienzo, en papel, en el escenario , con música, o con cualquier disciplina artística. Sería maravilloso tomarnos un tiempo para ver lo que hay después de un primer vistazo, indagar no solo en los pensamientos y sensaciones de uno mismo sino también en los del resto. Eso facilitaría, en esencia, ver la belleza y también crearla.

Picasso workshop
Los lunes, miércoles y viernes hay un taller especial en la Galería El Retorno de Lilith de 11 a.m. a 1 p.m., donde los estudiantes aprenden un poco más sobre Picasso y hacen su propia obra de arte. El taller se imparte tanto en inglés como en español. El precio  es de 40 € para adultos y 30 € para niños.

Oferta de lector
¿Con amigos o familia un taller privado? Los lectores de ESpecial Life reciben descuentos en reservas de 6 a 10 personas. Por adulto el precio es de 35 € y para niños de 25 €.

Más información y reservas:
http://elretornodelilith.com/
Teléfono: 616 374 920

Silvia Muñoz Rodriguez, kunstige ontdekkingsreis in Málaga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies